lunes, 8 de julio de 2013

Aumento de la calificación para optar a las becas

Hoy el tema de charla en todos los corrillos es el fútbol, pero felicitando al equipo del Real Jaén y a la selección brasileña, estos dos minutos van para otro tema que considero más importante para nuestra sociedad : las becas.

Como docente mi opinión personal es que si se habla de calificaciones en las exención de pagos debe ser un 5, que es la nota que marca cuando un alumno supera o no una asignatura, o poner el aprobado en el 5,5 o 6,5 de la beca. Cuando uno califica los exámenes finales más el trabajo del curso esa es la referencia, donde decantas finalmente si un alumno puede tener unas décimas más o no para superar la asignatura. Quizá en materias como la mía, matemáticas, las calificaciones se prestan poco a interpretaciones y se ajustan mucho a las décimas, pero no es lo normal.

Que todo el que tenga necesidades económicas pueda estudiar. Si buscamos excelencia, que se busque a todos, y si se sube la nota, y esto hace que un alumno de pocos recursos deba dejar la carrera, que de manera análoga a esa misma nota al resto de alumnos se les suba la matrícula de la asignatura, para que la misma presión que sufre el alumno con menos recursos la sufra el que más tiene por parte de quienes le pagan la matrícula.

No olvidemos que a todo alumno del sistema público le pagamos entre todos la mayor parte de la matrícula...pues si no saca más de la nota de excelencia que no se le pague tanto.

Les puedo garantizar que es muy triste ver cómo alumnos muy buenos, han tenido que dejar este curso la Universidad de Jaén tras suspender varias asignaturas, entre ellas la mía, por no traer una base adecuada, y más triste es cuando hablas de Blas, Jose Antonio, Cristina, Dani, etc.



La enseñanza superior es cara, pero como cuando uno hace las cuentas en su casa, cuando no te da el dinero, debes elegir de dónde recortar ¿libros para los niños o la consola?, se me ocurren muchas cosas más caras que la educación superior, como el senado, los coches oficiales, las fundaciones o la cuádruple administración, etc.

La enseñanza es el futuro y el presente del país