lunes, 25 de julio de 2016

Un lustro prestando mi voz a mi entorno

Y repasando las columnas de este curso académico compruebo con impotencia como ya desde la del 12 de noviembre, estábamos hablando de elecciones generales, y había en Jaén 66721 parados. Hoy, 8 meses después, hay 59531 parados (7190 menos), o sea, una barbaridad todavía,
 y seguimos con un gobierno en funciones, y no sabemos lo que nos queda. Me pareció muy interesante una propuesta que escuché, de recluir a los parlamentarios, como ocurre en el cónclaves, hasta que hubiera fumata blanca con un presidente (sin necesidad de entretener al Espíritu Santo en cosas tan mundanas) y mientras ni salir, ni sueldo, ni nada. Y mucho menos premiar a los de la anterior brevísima legislatura fallida con sueldos, prebendas, móviles o indemnizaciones. Una multa por no haber sabido cumplir su misión sería más justo. Pero claro, al gato no le pone el cascabel ni los autodenominados regeneradores, ni los nuevos partidos, ni los
supuestos anti-casta,…¿acaso le va a poner el cascabel al gato el propio gato?.

Deseo que recuperen todas las asignaturas que les han quedado para septiembre, trabajen en agosto con la honestidad que sería deseable, para que cuando COPE Jaén cierre la próxima temporada no sólo abandonemos el desolador panorama social de paro, jóvenes desorientados o expulsados de su propio país, jubilados sin júbilo por hacerse cargo de sus familias, trabajadores que no ven el júbilo ahora ni la jubilación después, a pesar de estar gravados de impuestos, impuestillos, tasas, penalizaciones, céntimos solidarios, contribuciones, cánones, peajes, tributos locales, provinciales, autonómicos, nacionales…para mantener a cientos de concejales, ediles, consejeros, vicesecretarios, vice consejeros, con sus respectivos asesores, asesores de los asesores, empresas públicas, externalizaciones familiares y demás chupópteros incapaces de gestionar esto.

Las generalizaciones son injustas, aunque más injusto es callarse estando como estamos, y no tratar de remover las entrañas a los responsables e irresponsables, cuando tengo la suerte de disponer de este micrófono.

Muy buenas tardes y felices vacaciones (a los afortunados que las tengan).