sábado, 16 de noviembre de 2013

¿se puede ser cristiano y de izquierdas?


La Conferencia del PSOE que se ha desarrollado este fin de semana ha llevado como uno de sus puntos fuertes el laicismo. 

Sin embargo, si se mira el documento de la ponencia, el el punto 1599 afirma que el apoyo ciudadano del PSOE es 53,3% católico no practicante, 20,65% católico practicante, 15,65% no creyente, 8,35% indiferente y 1,4% de otras religiones.

(http://www.ganarseelfuturo.es/documentos/visor-ponencias/ponencia-conferencia-politica#337/z)

O sea, el 74% de los ciudadanos que apoyan al PSOE se declaran católicos. Sin embargo en sus conclusiones evidencian hasta cierta inquina con la Iglesia católica.

Nuestra reciente historia marcó una profunda grieta entre lo que se ha llamado 'las dos españas', o rojo o azul, o 'progre' o 'facha', anticlerical o católico, republicano o monárquico, pero con todos los apellidos juntos (rojo 'progre' anticlerical y republicano, o azul facha católico y monárquico). Pero mira por donde, respecto a esta última condición sobre la monarquía, el Congreso del PSOE concluye que “"sin renunciar a sus principios republicanos", no ve motivos para abandonar hoy el consenso constitucional que rige en España".”.


Y la pregunta que quiero hacer es ¿Se puede ser cristiano y de izquierdas en España?

Jesucristo marcó, contracorriente y hace 21 siglos, la opción preferencial por los más pobres y marginados, y eso es una dimensión constitutiva del Evangelio cristiano ¿hay algo más “progresista” y de “izquierda”?

Con eso asimilado no chocan las recientes palabras del papa Francisco diciendo que “nunca fue de derechas” (http://www.abc.es/gestordocumental/uploads/Sociedad/Entrevista_completa_Papa_Francisco.pdf),
pero para entender mejor izquierda y derecha hay que salir de nuestras fronteras; en Latinoamérica ser de izquierdas no es estar a favor del aborto ni ser anticlerical.

Pero el problema es que aquí parece entre los dirigentes de izquierdas se trepa más alto cuanto más presumes de anticlericalismo.

Así que siendo católico tu partido va a ir contra tus propios principios fundamentales.

Luego respondiendo a la pregunta, en España a día de hoy:

“Si eres de izquierdas puedes ser católico, pero si eres católico es difícil ser de izquierdas”