lunes, 27 de febrero de 2012

Año bisiesto ¿año siniestro?

Pasado mañana es 29 de febrero de 2012, fecha doblemente proclive a la superstición: El calendario Maya acaba este año 2012 del calendario Gregoriano, y además , desde el calendario juliano (que precede y es la base de éste), en el 46 a.C., los años bisiestos han sido considerados como de malos augurios. Y está tan arraigado que incluso nuestro refranero dice que “año bisiesto, año siniestro”.

Para colmo, en la denominada Sociedad de la Información, basta navegar por Internet, para comprobar que se justifica esta sabiduría popular señalando que fue en año bisiesto cuando se asesinó a Gandhi, Martin Luther King, Robert Kennedy o Lenon, se abrió el campo de concentración de Auschwitz y se hundió el Titanic.

La justificación cae por su peso si pensamos que el resto de grandes catástrofes, asesinatos, y grandes calamidades sucedieron en años no bisiestos. “La superstición de una sociedad va en contra de su progreso”. ¿Cómo evitarla? “El único antídoto es la cultura científica”. Manuel Toharia

La adopción del calendario gregoriano, cuyo objetivo era lograr la regularidad del calendario litúrgico, busca corregir el calendario civil existente en ese momento para adaptarlo al año trópico, esto es, la Tierra tarda en dar una vuelta al sol 365 días, 5 horas, 48 minutos y 45,16 segundos. Ese desfase de casi 6 horas hace que cada 4 años, 6*4=24 horas, se desajustan las estaciones, por eso se añade.

Así que nada tiene de mágico ni maléfico un año bisiesto, y si no que se lo digan a esos treinta mil españoles nacidos el 29 de febrero, según los datos del Instituto Nacional de Estadística. Por cierto, no se olviden de felicitarlos otros años no bisiestos el 28 o el 1 de Enero, ya que ni siquiera en FB salen avisos de su cumpleaños los años no bisiestos en los muros de sus amigos, y esto a pesar de que Mark Zuckerberg inaugura FB desde su dormitorio de Harvard un 4 de febrero de 2004, año bisiesto.