lunes, 30 de mayo de 2016

Luto en Jaén

Muy buenas tardes.  En Jaén estamos de luto, luto oficial y luto real. Un padre, dos hijos y dos abuelos fallecieron a causa, parece ser, de un mal proceder, arrojando líquido inflamable, al avivar una barbacoa. Junto al inmenso dolor, como sociedad nos debemos preguntar ¿podríamos haber hecho algo para evitarlo?.

Posiblemente algunos hemos recibido instrucciones desde pequeños por parte de nuestros padres, o de monitores en campamentos, de lo peligroso de esa práctica, pero ¿y el que no?. Quizá los medios de comunicación tendríamos ahí una cierta labor formativa social, sobre prevención de accidentes, forma de actuar en los mismos, primeros auxilios, etcétera. Ahora, en ciertos canales minoritarios de televisión es posible ver los efectos de ciertas acciones con espectaculares experimentos, pero los medios mayoritarios, en general, no tienen presente esto, el contenido que se suministra para las masas pocas veces aporta valor ni formación como sociedad, y de hecho quizá resta. No sé a ustedes, pero a mi me sorprende en la actualidad ver como los chavales, cuando juegan al fútbol en plazas, comuniones o cualquier situación, son auténticos especialistas en el teatro, en tirarse al suelo simulando penalties, o en rodar agarrándose una pierna ante lo que en mis tiempos era una patada normal del lance, y por no hablar de los realities que nos enseñan a discutir con las peores artes.

Quizá deberíamos replantearnos muchas cosas, especialmente los medios públicos por obligación, y en general todos por conciencia. Ya no hay solución. Sólo nos queda ayudar a pasar el inmenso dolor a esa conciudadana que ha perdido en un instante a su marido, hijos, madre y suegro. Inmenso drama ha sacudido nuestra tierra. Si no nos movió la inteligencia, que nos mueva el dolor para que no se repitan situaciones tan crueles.