lunes, 14 de noviembre de 2011

La prima de riesgo

En fechas recientes han caído varios presidentes de países no democráticos por movimientos alentados desde las redes sociales, y curiosamente están cayendo presidentes de países democráticos, no por movimientos populares, sino por el poder de los mercados...y siempre aparece por ahí detrás el concepto de la “prima de riesgo”.

Vamos a tratar de explicar la prima de riesgo de la forma más didáctica posible: Sean un alemán, un italiano, un chino y un español, como en los chistes, pero en este caso no va a tener tanta gracia. El alemán, el italiano y el español necesitan dinero, y se lo piden a su amigo chino. El alemán ha acordado devolverle con un interés el dinero, y el español y el italiano solicitan las mismas condiciones, pero el chino, que conoce cómo se las gastan, les dice que no. Entonces ellos ofrecen devolverle más del 10% pactado con el alemán, un 11%, el chino se niega, un 12, el chino no quiere, un 13, e incluso un 14% (prima de riesgo de 400). En principio accede a seguir negociando en ese entorno con el español, pero al italiano le dice que no, y sube al 15% (prima de riesgo de 500) hasta que le dice que no se fía, que no asume el riesgo de dejarle al italiano por si no se lo devuelve. Consecuencia, entre todos al final tendrán que ayudar al italiano (salir al rescate).

Esa es la prima de riesgo de un país, la prima extra que hay que devolver respecto a lo que devuelve Alemania para que los inversores asuman el riesgo de prestarnos. Así que esta prima de riesgo es mucho menos conocida que el primo meteorólogo de Rajoy, que el primo de la gasolinera de Blanco, y sin embargo tiene poder para derrocar presidentes, o sea que es mucho más fuerte que el primo de Zumosol y la culpable de que a italianos y griegos se les haya quedado esa cara de primos

Buenos días y un saludo, y hoy especial dedicado a los hijos de mis tíos (o sea, mis primos).