lunes, 26 de noviembre de 2012

Los datos dicen que estamos peor que hace un año

Después de un año de gobierno de Mariano Rajoy me pregunto ¿cómo nos encontramos?, y no me refiero a cómo me encuentro yo, o tú que estás al otro lado de la radio, si te han bajado el sueldo, quitado la extra y aumentado las horas de trabajo, o si has sufrido un ERE, o simplemente ahora te cuesta pagar tu tratamiento, o eres diabético y te sugieren reutilizar las agujas de un sólo uso, o si has ido al paro o ni siquiera has encontrado tu primer empleo,....no, mi pregunta es ¿cómo estamos en general, todos?.

Pues veamos las cifras, que no admiten subjetividad, comparadas con las de hace un año: Hemos pasado 21,52% de paro al 25,02% o Sea, España tiene 800 mil parados más, según la Encuesta de Población Activa, Según el Instituto Nacional de Estadística, en su encuesta de condiciones de vida, el porcentaje de familias que pasan muchas dificultades para llegar a fin de mes ha aumentado un 6% pasando de ser el 27,3% al 33,2% de las familias. La prima de riesgo, que ya analizamos en este espacio, ha pasado de 441 puntos a 454 puntos básicos El PIB ha caído en este año el 1,2% El déficit público ha pasado del 3,42% del PIB al 4,39%, así que seguimos gastando más de lo que tenemos. La deuda pública estaba en el 66% del PIB antes de la llegada del PP, ahora está en el 76%

Los datos son los que son, estamos peor que hace un año. Cierto que ahora cabe preguntarnos ¿cómo estaríamos sin las medidas tomadas?. Es cierto que si cambiamos de piloto para remontar un avión que cae en barrena, éste debe entrar antes en un picado, o sea, que la inercia descendente la llevábamos, ¿pero tanta?. ¿Será cierto como nos aseguran que la reforma del mercado laboral y la reforma financiera harán mejorar estas cifras?

Porque hemos pasado de los brotes verdes a las señales esperanzadoras, pero a la vista de los datos dan ganas de saltar en paracaídas. Lo cierto es que los datos dicen que Mejor no estamos, y además no podemos asegurar que haya pasado lo peor....pero dentro de un año volveremos a comparar las cifras, si Dios quiere, y si estamos aquí para contarlo.